Páginas

jueves, 31 de enero de 2013

¿Amor?
No gracias, yo prefiero vodka.


Te amo como se aman ciertas oscuras. [284]


No te amo como si fueras rosa de sal, topacio
o flecha de claveles que propagan el fuego:
te amo como se aman ciertas cosas oscuras,
secretamente, entre la sombra y el alma.

Te amo como la planta que no florece y lleva
dentro de sí, escondida, la luz de aquellas flores,
y gracias a tu amor vive oscuro en mi cuerpo
el apretado aroma que ascendió de la tierra.

Te amo sin saber cómo, ni cuándo, ni de dónde,
te amo directamente sin problemas ni orgullo:
así te amo porque no sé amar de otra manera,
sino así de este modo en que no soy ni eres,
tan cerca que tu mano sobre mi pecho es mía,
tan cerca que se cierran tus ojos con mi sueño.
No existe la persona perfecta, pero sí... Esa persona que te alegra todos los días con un simple 'Hola'. Esa que llega a ser tu debilidad. Esa por la que morirías. Esa persona, que cuando te habla, te hace olvidar todo lo demás. Simplemente, esa persona perfecta. Para ti.
Quiero crecer contigo, quiero sonreír y compartir los momentos más especiales de mi vida a tu lado. Quiero que nuestros amigos se sorprendan al ver que todavía seguimos juntos. Quiero que nuestra historia nunca tenga un final. Quiero ser la razón por la cual creas en el 'por siempre'. Quiero ser tu último pensamiento del día. Quiero ser ese algo que tengas miedo de perder. Quiero ser lo que necesitas.
 Quiero ser todo para ti.

Nunca.


Nunca te duermas sin un sueño, ni te levantes sin un motivo, tampoco vivas por nadie que no esté dispuesto a vivir por ti, recuerda que ningún día se parece a otro y que nadie se parece a ti... Que sólo hay una persona capaz de hacerte feliz para toda la vida, y esa persona eres tú mismo... Si hay gente que quiere entrar en tu vida, que entre, si hay gente que quiere salir de ella, que salga... pero que no se quede en la puerta porque molestan a los que quieren entrar.

No pretendas amansar lo indomable.


[Quizás la magia...]


Cuando las cosas te superan y quieres abandonarlo todo, necesitas que alguien se abra paso entre la multitud y te diga: 
No lo hagas, yo sí te necesito, yo sí te quiero.

Siempre sabes que decir aunque no digas nada.

sábado, 19 de enero de 2013


viernes, 18 de enero de 2013

Verde y agua.

-¿A dónde me llevas? -le miré de reojo sin fiarme mucho.
 Después de lo que había pasado ya no sabía que creerme, aunque la parte de él que conocía, y de la cual me enamoré seguía allí, ¿no?
 Me sonrió con una de sus sonrisas torcidas, como si tuviera un secreto mágico, pero al ver que no le devolvía la sonrisa volvió la vista al camino que se abría paso por el bosque.
 -Eres muy impaciente, espera -susurró sin dejar de andar a mi lado. De vez en cuando su mano rozaba intencionadamente la mía, como pidiéndome que se la cogiera, y cada roce suyo era un golpe más a mi persona.
 Sabía que estar lejos de él me resultaría muy difícil y me rendiría rápido.
 -Ya me conoces, la paciencia no es mi fuerte -le dije con un punto de humor, y su sonrisa me indicó que se había relajado un poco.
 -Lo sé -esta vez su mano encontró la mía con toda la confianza del mundo, como antes, y un sentimiento doloroso de nostalgia me recorrió el pecho. Aún así no aparté la mano, se la sujeté con firmeza.- Vamos.
Apremió el paso tirando de mí y le seguí ciegamente, como hacia antes, olvidándome de todo lo demás que existía a mi alrededor.
 Seguimos andando por el sendero en silencio, abriéndonos paso por el bosque hasta llegar a una especie de lago enorme. Se paró junto a la orilla sin soltar mi mano, y yo tampoco quería interrumpir el contacto de su piel con mi piel, lo que hacia que lo añorara más, que quisiera pegarme a él.

viernes, 11 de enero de 2013

132.

Querida estrella azul, quería hablarte de una persona muy especial a la que quiero con locura y ha estado conmigo desde siempre.
 Y, no solo ha dedicado su vida a mí y a que sea feliz, gracias a esa persona soy lo que soy ahora y no podría estar más orgullosa.
 Es persona ha sido mi "buenos días, guapa", la que me traía el desayuno a la cama, la que me cuidaba si estaba mal y la que limpiaba mis lágrimas cuando quería que la tierra me tragara.
 ¿Sabes? Esa persona se ha metido conmigo en la cama cuando tenía la cara bañada en lágrimas y me abrazaba hasta que me quedaba dormida. Me enseñó a no temerle a la oscuridad, a levantarme cuando me caía y si no podía volver a ponerme en pie, tiraba de mí para que continuara. Me ha enseñado el valor de las cosas, a confiar en la gente, a confiar en ella. Me ha animado a amar y dar segundas oportunidades, y cuando no ha había más remedio que abandonar, ha pasado página conmigo.
 Esa persona me ha enseñado el valor de una simple palabra, de una imagen, de un paisaje, del Sol, de la Luna, de una flor, de un edificio, de la luz.
 Me ha guiado cuando no encontraba el camino. Me ha ayudado a no perder la fe en mí misma, a tener constancia y a querer un futuro mejor.
 Esa personas... es como...imprescindible.
 ¿Que quién es esa persona tan perfecta?
Mi padre.

jueves, 10 de enero de 2013


You are my everything.

Y es que no puedo evitarlo. Ver sus ojos y que se pare el tiempo. Ver su sonrisa y que se dibuje una sonrisa de tonta en mis labios. Y ese pelo, que no dejaría de acariciar por nada del mundo... Que me pique, que se pelee jugando conmigo, que me mande a callar... Es, que roce su mano con la mía y me vaya el corazón a mil por hora, que me haga reír cuando todo al rededor es aburrido. Es mirarle a la cara y pensar que todo el mundo me sobra, que es él y nadie más.